(+34) 986013487

Master en marketing y ventas

abril 4, 2018

Marketing y ventas son dos de los elementos más importantes para la supervivencia de un negocio en el mercado. Si bien ambos dependen el uno del otro, muchas personas confunden marketing con ventas, y al contrario, lo cual es un gran error. El marketing consiste en diseñar un producto de acuerdo a las necesidades del mercado y de los clientes, promover dicho producto a través de campañas de publicidad, etc. y establecer un precio competitivo para el producto.

El marketing es la plataforma que impulsa las ventas. Mientras que por otro lado, el proceso de venta es lo que se debe hacer para vender el producto y conseguir un buen número de ventas. Marketing y ventas son parte de un todo, la venta. El uno depende del otro. Podríamos llamarlas actividades. El éxito de un negocio depende, en gran medida, de estas dos importantísimas actividades.

Teóricamente, el departamento de marketing debe constituirse y trabajar de forma independiente de los demás departamentos de una empresa, aunque manteniendo la lógica relación de comunicación interna, abierta y fluida, que logre el mejor funcionamiento, concreción y consecución de las metas de la empresa.

El marketing es la columna vertebral para el futuro de todo negocio, y el trampolín para las ventas. Si bien el proceso de marketing comprende el diseño del producto, publicidad, etc., el proceso de venta es la ejecución de todos los esfuerzos que implica una interacción directa con el cliente, contacto directo, llamadas en frío o a través de redes.

La gente de marketing dicen tener cierta ventaja porque piensan que son ellos los que diseñan los productos, establecen la estrategia y también desarrollan las herramientas esenciales para la venta. Estos afirman que las ventas son el resultado del marketing y por lo tanto deben seguir sus instrucciones. La gente de ventas podrían no estar de acuerdo con este punto de vista y ser totalmente contrarios al mismo. Ellos piensan que es la gente de ventas los que realmente venden el producto y llevan el dinero a la empresa.

Sin embargo, muchos expertos creen que el marketing debe desempeñar un papel fundamental entre ambos. Una campaña acertada de marketing hace que las ventas sean más fáciles, lo que hace pensar que la gente crea que, en realidad, es un logro de la gente de ventas. El papel más importante del departamento de marketing consiste en crear oportunidades para el departamento de ventas.

Campañas de marketing

Las campañas de marketing unidas a las campañas de ventas, conducen al éxito del negocio. El marketing es como un soporte vital para las ventas, que constantemente respalda al departamento de ventas, permitiéndole entregar con éxito el producto final. No debería convertirse en una carrera por conseguir la supremacía de un departamento sobre el otro; sino una carrera para ganar el mercado y los clientes trabajando juntos.

Muchos negocios combinan ventas y marketing en conjunto, pero en realidad tienen objetivos diferentes. Mientras que el departamento de ventas está interesado en el cumplimiento de lo que el cliente solicitó, el departamento de marketing está, en realidad, ocupado estudiando lo que demanda el mercado. El objetivo del departamento de marketing es prever cómo el mercado se conformará en el futuro. Debe prever que su producto satisface las necesidades del mercado para los próximos años y, en consecuencia, estar preparados para hacer los oportunos cambios de diseño en su producto.