(+34) 986013487

Qué es un EMBA

Se ha registrado una evolución positiva en lectura, matemáticas y ciencias

mayo 11, 2022

Según datos del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), se ha registrado una evolución positiva en lectura, matemáticas y ciencias, en casi dos décadas de evaluación. En 2018, obtuvo un puntaje medio de 492 en los tres dominios, un puntaje en línea con el promedio de los países miembros de la OCDE.

En el Estudio Internacional de Alfabetización Informática y Computacional (ICILS) de 2018, los resultados de los estudiantes europeos estuvieron por encima del promedio internacional en la evaluación de la alfabetización informática y de la información. Sin embargo, los resultados en pensamiento computacional revelaron la poca familiaridad de los estudiantes europeos con conceptos y prácticas en esta área de conocimiento, presentando un resultado promedio por debajo del promedio internacional.

En cuanto al dominio de las tecnologías de la información y la comunicación, ICILS mostró que cuantos más años de experiencia en el uso de estos dispositivos, mejor es el desempeño promedio de los estudiantes.

Los recursos económicos y sociales de las familias continúan teniendo un impacto significativo en el rendimiento de los estudiantes. Según los datos de PISA, los alumnos portugueses de familias con más recursos obtuvieron 95 puntos más en lectura que los de familias con menos recursos, una diferencia superior a la media de la OCDE, que fue de 88 puntos. Estos últimos también fueron los que presentaron retenciones en su carrera escolar, así como algunos de los que dijeron no tener ambición de ingresar a la educación superior.

El mayor poder económico y social de las familias ha demostrado marcar la diferencia a la hora de analizar la satisfacción con la vida de los jóvenes de 11, 13 y 15 años, tal y como se comprueba en el estudio Health Behavior in School-aged Children (HBSC). En general se sienten satisfechos con su vida, pero esta satisfacción disminuye a medida que se envejece y en los jóvenes de menores recursos económicos y sociales. En este estudio, el 70% de los estudiantes dijeron que les gustaba la escuela, aunque este porcentaje ha ido disminuyendo en los aproximadamente 20 años de aplicación del estudio HBSC.

Entre los aspectos que los estudiantes dijeron que menos les gustaban en la escuela, se destacan la comida de la cafetería (58%) y las clases (35%). En cuanto a las dificultades que más sienten los alumnos, en relación con las tareas escolares, el 87,2% las atribuye a que la ‘materia es demasiada’, el 84,9% a que la ‘materia aburre’ y el 82% a que ‘la materia es muy difícil’, siendo estos los aspectos más mencionados.

El estudio también revela un aumento en el porcentaje de estudiantes que informaron sentirse presionados con las actividades escolares, en comparación con 2014. Países europeos, con un porcentaje particularmente bajo para las niñas.