(+34) 986013487

gestion y dirección de clinicas dentales

Un curso de gestión dental online para clínicas dentales

julio 1, 2022

Son muchas las oportunidades de trabajo que surgen en tiempos de cambio. En este artículo vamos a hablar de la importancia de tener la formación adecuada a las nuevas necesidades en el campo de la gestión dental, ya que estamos en plena época de cambio en el sector dental y por ello surgen nuevas oportunidades.

«En palabras de Íñigo Campos, gerente de la empresa DND Consultoría, con oferta formativa y cursos online para clínicas dentales y dentistas, estamos ante un sector en continuo crecimiento y tan sólido como es la salud…»

La gran mayoría de dentistas podríamos aseverar que no han recibido ninguna o alguna formación referente a lo que denominamos la gestión de empresa, de la clínica dental. Es por ello que hoy en día debemos de aprender a gestionar adecuadamente una clínica. Un trabajo que es necesario, pero cuyo desarrollo es complicado. Si quieres ser un auténtico profesional del sector dental debes de saber gestionar tu clínica dental con eficacia y dirigir a tu equipo, encargar y tramitar pedidos, mejorar en gran medida la experiencia del paciente, desarrollar planes de marketing, etc.

cursos para clinica dental
Un curso de gestión dental online para clínicas dentales

Una formación tan necesaria para este sector, no obstante, debe contar con el menor número de óbices. Es por ello que la formación online se erige en un sistema donde solo vemos ventajas. Esta formación es la elección más lógica debido a la flexibilidad de estudiar online. El sector dental es un sector donde el poco tiempo disponible limita formaciones presenciales; es por ello que lo online garantiza la facilidad para hacer formación de calidad desde donde y cuando consideren menester…

Además, este tipo de cursos online llevan actualizaciones de por vida; este tipo de formación la puede hacer todo el equipo, ya que hay partes que son más específicas: la recepción, bloques didácticos para auxiliares, para doctores, dirección, etc.

Durante muchos años, el marketing en el sector dental no fue visto como algo necesario; el marketing sonaba a una técnica para vender productos. Sin embargo, hoy en día se considera el arte de construir relaciones, en el mundo de la salud bucodental esto es importantísimo.

La gestión de la relación con el cliente, o en este caso paciente, implica inevitablemente unidades de información que están relacionadas con las filosofías de gestión y deben ser conocidas y adaptadas a la realidad de los sistemas de información. Una de las filosofías del marketing es obtener información que les permita identificar y satisfacer las necesidades de sus pacientes, contribuyendo así a los objetivos de la organización.

Customer Relationship Management (CRM) no es más que un concepto que utiliza las tecnologías de la información como su principal herramienta con el objetivo de mejorar la comunicación entre empresa y paciente.

El marketing en odontología y la evaluación de las expectativas estéticas de los pacientes desarrollan el negocio y los procesos de una organización, centrándose esencialmente en las necesidades y deseos de los clientes. Las empresas buscan captar la confianza y el compromiso de sus pacientes lo que le permitirán manejar a sus clientes de manera individual, un manejo de datos que se basa en cuatro pasos: – identificar, – diferenciar, – interactuar; – personalizar.

Así, cuantos más datos individuales y específicos tenga la clínica dental sobre su paciente, mayor será la oportunidad de que llegue a crear soluciones a sus problemas. Cuando se pueden identificar las diferencias y necesidades de cada paciente, se tiene la capacidad de dirigir y organizar esfuerzos para aprovechar los que se consideren de mayor valor, así como atender las necesidades individuales de cada uno, personalizando el servicio a brindar.

El hecho de que el comportamiento y las necesidades de los pacientes siempre cambien significa que las empresas deben actualizar constantemente los datos de estos. Se proponen tres formas de diferenciar un servicio:

  • A través de personas, personal más capaz y confiable en el trato con el consumidor.
  • A través del entorno físico, creando un entorno superior.
  • A través de procesos, liderando un proceso de prestación de un servicio superior.